martes, 22 de diciembre de 2009

Con los futuros maestros

Bueno, después de casi tres semanas, he vuelto para saludaros y contaros alguna cosita más. Lo cierto es que los trabajos de la universidad y las actuaciones musicales antes de las vacaciones me han impedido entrar por aquí tanto como quisiera, pero ya estoy aquí.

Y de la universidad se trata la experiencia que hoy quiero contaros. Pues bien, últimamente he andado echándoles una mano a los compañeros estudiantes de Magisterio de Educación Especial. Dentro de esa carrera existe una asignatura que se llama Deficiencia Visual, y claro, como me conocen bastante de verme por el edificio, me pidieron en algunas ocasiones que les ayudara. Así, en una ocasión acudí a su clase, y todos ellos me hicieron todo tipo de preguntas, con el objetivo de conocerme un poco más y saber más sobre mi problema de la vista. Lo cierto es que yo estuve encantada de pasar aquel rato con ellos, pues son una gente encantadora, se les ve con un interés y una pasión enorme por lo que hacen, y eso es lo más importante.
Posteriormente a esta entrevista volvieron a llamarme, esta vez para mostrarme el trabajo que entre todos habían realizado para el final del cuatrimestre, para que lo evaluara, me decían. Se trata de un cuento infantil escrito con el sistema Braille, que para quien no lo conozca, le explicaré que es el código por el que los ciegos tienen posibilidad de leer y escribir. Un cuento diseñado íntegramente por la clase, con el texto en braille y las ilustraciones en relieve, con distintos materiales y texturas de todo tipo para que los niños ciegos puedan apreciarlas. Y sin ninguna otra ayuda que sus conocimientos y su imaginación.
Y la verdad es que el trabajo que hicieron fue excelente, con todo lo que conlleva un trabajo de este tipo, como ponerse todos los grupos de acuerdo, lograr siempre consenso entre toda la gente, y por el proyecto en sí. Realmente, no tengo nada que decir acerca del trabajo de estos chicos, simplemente porque fue excelente. En cada página del cuento se reflejaba el interés y la pasión que cada uno de ellos había puesto en cada palabra, en cada frase, en cada ilustración. Creo que en un futuro, cuando estos compañeros terminen la carrera, van a ser unos maestros fantásticos, y en estos momentos lo considero lo más importante para que los niños que tengan alguna discapacidad, sea la que sea, puedan realizar unos estudios de forma totalmente normal, y que estén en manos de maestros que siempre ayuden y lo dén todo para que puedan lograrlo.

3 comentarios:

  1. Felicitaciones, me gusta el blog. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te guste. Espero verte en más ocasiones por aquí. Un abrazo, cuídate mucho.

    ResponderEliminar
  3. Me alegro que te gustara el trabajo que hicieron, que se implicaran, porque ultimamente a la gente no le importan los problemas de los demas, sino ir a su puta bola...por cierto, no creo que sea un problema como dices el ser ciega, es mas, creo que es una ventaja, tu puedes hacer cosas que los demás no pueden, como ver a traves de tus otros sentidos, lo que nosotros vemos con los ojos. besos y adelante, sigue así.

    ResponderEliminar