sábado, 5 de diciembre de 2009

Con el chófer del bus

Os voy a contar algo que me ocurrió ayer, y que supongo que aún me pasará en miles de ocasiones más.

El caso es que había quedado con una amiga para comer y hablar unn rato, pues hacía un montón que no sabíamos la una de la otra. Pues bien, para encontrarme con ella tuve que coger el bus, ya que habíamos quedado en el centro de la ciudad. Como conocía desde hace bastante tiempo atrás al chófer de turno, él y yo empezamos a hablar, y en eso surgió la siguiente conversación:

- ¿Y tu amiga es invidente también?

- No -le respondí-.

Pues mejor, ¿no? -me dice él así de tranquilo.

Y yo voy y le suelto:

- ¿Mejor? ¿Y por qué? En muchas ocasiones te vas a encontrar a dos ciegos o a más en grupo dando una vuelta por ahí y no pasa absolutamente nada.

El tipo se quedó medio flipando en colores. Yo me di cuenta y le pregunté si aquello le parecía raro. Su respuesta entonces fue "No, raro no, sólo que un poco sí que me impresiona.

Y os preguntaréis que a dónde quiero llegar con este rollo. Pues con esto sólo pretendo hacer entender que no hay por qué asustarse o impresionarse por ver a dos o más ciegos paseándose juntos tranquilamente por la calle. De acuerdo que no vemos ni tres en un burro, pero de una forma u otra, nos ayudamos unos a otros, nos complementamos, y eso es, a mi entender, lo más importante, pues las dificultades que a cada uno se nos presenten se resuelven más fácilmente estando juntos que estando uno solo.

Bueno, pues ya nos iremos viendo por aquí y os iré contando más cositas. ¡Un abrazo!

3 comentarios:

  1. Hola Carmen,un gusto conocerte y felicidades por tu blog...gracias por compartirnos tu presencia y tu situación de vida...de seguro tus comentarios y tus experiencias nos hará aprender de tu especial sensibilidad y apreciación que se te observa.........desde méxico un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ánimo Carmen! Me han pasado el link y he decidido apoyarte en este iniciativa. Te diré que veo los fines de semana mucho 'ciego' paseándose por el Marítimo a las tantas y nadie se extraña.

    Un saludo del compañero con el que tropiezas siempre a la hora de salir de clase.

    ResponderEliminar
  3. Buenos dias Carme y feliz navidad. No entiende la gente lo limitado de los 5 sentidos y lo que engaña el sentido de la visión. La realidad está muy por encima y el sentido del ser y la consciencia van mucho mas allá que la simle visión. Enhorabuena por tu blog

    ResponderEliminar